La Cartuja de Sevilla fue uno de los grandes monasterios de la ciudad de Sevilla, y ha sido vital para la ciudad tanto en el siglo XIX, como en el XX por diferentes razones que iremos descubriendo en este artículo.

Los orígenes de la Cartuja de Sevilla

Sepulcro de Gonzalo de Mena. Catedral de Sevilla

El año 1401 fue un año muy fructífero en la historia de Sevilla, ese año se reúne el cabildo Catedral para decidir la Construcción del que sería el mayor edificio del mundo en su momento. Y ese año un 16 de enero se inicia la construcción del Monasterio de Santa María de las Cuevas en la Cartuja, fue el arzobispo Gonzalo de Mena quien hizo de promotor de la obra, aunque su fallecimiento y que el dinero fuera a parar a la Reconquista hizo que se retrasaran las obras.

Hoy podemos disfrutar del sepulcro de este prelado en la catedral hispalense, y aunque pasa desapercibido para muchos, en su época se fundan esos dos grandes edificios: Catedral y monasterio de la Cartuja, que durante siglos van a ser referentes en la ciudad.

Los Ribera y la Cartuja de Sevilla

sepulcro_catalinaderibera

Hubo que pasar unos años hasta que una de las familias más importantes de aquella Sevilla, a través de uno de sus miembros más relevantes Perafán de Ribera, dio los fondos necesarios para el inmueble garantizándose el derecho a ser enterrado allí. A final del siglo XV los Cartujos se establecen en el edificio.

Hoy los sepulcros de los Ribera es uno de los elementos más destacables del monasterio, siendo unas de las grandes joyas del Renacimiento sevillano, especialmente relevante son los enterramientos de Pedro Enríquez y su mujer Catalina de Ribera, la mujer más importante de la Sevilla del momento. Os invitamos a que descubráis detalles de sus sepulcros en el artículo que hemos realizado en esta web.

Otros personajes ilustres de la Cartuja

Personajes ilustres como Felipe II, Arias Montano, Santa Teresa o Cristóbal Colón… son parte de la historia del monasterio. Siendo incluso durante un tiempo lugar de enterramiento del ilustre descubridor.

Hoy existe una escultura que nos habla de ese primer enterramiento en Sevilla, y un árbol americano, concretamente un ombú, plantado por su hijo, que nos habla de la conexión del cenobio con el nuevo mundo.

El monasterio convertido en fábrica de cerámica

El monasterio de la Cartuja como fábrica de cerámica

Después de la desamortización una familia procedente de Liverpool, los Pickman, transformaría las estancias de los monjes en una fábrica de cerámica, que a día de hoy aún podemos imaginar por las chimeneas que están ubicadas en distintos lugares del inmueble.

Crearía un tipo de cerámica, basada en el paisajismo inglés, que complementaría la tradición cerámica de Sevilla, creando una marca que va a ser un referente en la España del siglo XX: La Cartuja de Sevilla.

Es curioso, porque el monasterio posee zonas de cerámica de gran nivel, que evocan la histórica tradición cerámica de Sevilla anterior al establecimiento de esta familia inglesa.

El monasterio en la Exposición Universal de 1992

Durante la Exposición Universal de 1992 el monasterio fue totalmente remodelado y en su interior se construyó un pabellón dedicado al Siglo XV, donde se nos trasladaba a todos los descubrimientos de ese periodo que tuvieron como colofón el descubrimiento del nuevo mundo.

El edificio fue el emblema de la Exposición Universal de 1992, y desde entonces es un elemento vivo para la ciudad de Sevilla.

El Monasterio en la actualidad

La Cartuja de Sevilla Museo de Arte contemporáneo

En la actualidad el espacio del Monasterio alberga la Sede del Museo de Arte Contemporáneo de la ciudad de Sevilla, utilizado todos sus lugares para las diferentes exposiciones. Incluso andar por el inmueble, nos trae diferentes sorpresas a modo de instalaciones.

También interesante es el uso educativo, como Universidad Internacional de Andalucía, siendo una de las sedes de esta importante institución. Por tal motivo, se crearon aulas que han servido para impartir las diferentes materias que se proponen.

Además, El monasterio se usa con fines lúdicos, y sobre todo en el periodo estival se realizan festivales musicales, que hace que todo el mundo pueda disfrutar de este lugar idílico, que también se ha convertido en un referente musical en la ciudad de Sevilla.