la-opera-en-sevilla

La ópera en Sevilla

La ópera en Sevilla, es un elemento importante para comprender la importancia de la ciudad a lo largo de la historia, tenemos que pensar que Sevilla es la ciudad del mundo que tiene dedicadas más óperas, lo que nos habla de la importancia de la ciudad a nivel mundial. Importantes autores que nunca estuvieron en Sevilla como Mozart o Beethoven se inspiraron en la ciudad del Guadalquivir para sus composiciones.

El día 25 de octubre es el día mundial de la ópera, un día muy especial en Sevilla por todo lo que supone este gran género musical en relación con nuestra ciudad. Por eso vamos a hacer un recorrido viendo las diferentes conexiones que tienen la ópera y Sevilla.

Monumento a Mozart en Sevilla

Las obras y sus personajes

Quién no ha escuchado hablar de Carmen o el Barbero de Sevilla, son sólo algunas de las más de cien óperas que se inspiran en la ciudad. Recorrer Sevilla o sus monumentos es trasladarnos a grandes momentos de la historia de la Ópera.

En la época del nacimiento de la ópera Sevilla era la ciudad más importante de Europa y por ese motivo se convierte en un referente para todos los grandes compositores. La ciudad del monopolio del mayor imperio del momento, el Imperio español, hace que Sevilla se convierta en una fuente de inspiración y deseo también en la música.

Pero no sólo la ciudad, también sus personajes: Don Giovanni (Don Juan Tenorio) que no sólo sirve de inspiración en la música sino también en obras literarias de importantes escritores de otros países. España exportaba los mitos.

Pedro I y sus amores con Doña María de Padilla, también se convierte en fuente de inspiración para autores como Donizetti.

Y más recientemente la ópera Magallanes nos habla de esa gran gesta que significó la Primera Vuelta al mundo y que tuvo su origen y destino la ciudad de Sevilla.

Lugares y monumentos que sirvieron de inspiración a las óperas en Sevilla

Torero saliendo triunfante de la Maestranza de Sevilla

La ciudad de Sevilla se convierte en el marco para las obras que se crean, pero existen algunos lugares que debemos mencionar:

La Maestranza

La plaza de toros de Sevilla, es uno de esos lugares mágicos de la ciudad que sirve de marco para una de las obras más importantes dedicadas a la ciudad de Sevilla: Carmen. El final de la famosa obra termina cuando la cigarrera espera en la puerta de la Maestranza al torero Escamillo y fruto de los celos es asesinada por Don José.

La Real Fábrica de Tabacos

La fabulosa edificación del siglo XVIII que sigue sorprendiendo a día de hoy es otro de los recintos básicos de Carmen, el lugar donde trabajaban las cigarreras y uno de espacios claves en la obra de Mérimée transformada en ópera por Bizet, es uno de los marcos inigualables que posee la ciudad para esta joya musical.

La real fábrica de tabacos

El Real Alcázar.

El Real Alcázar de Sevilla, además del palacio real más antiguo de Europa que continua en uso, ha sido el lugar donde han vivido algunos de los protagonistas de obras tan emblemáticas como La Favorita o Doña María de Padilla, siempre con la figura importante de Pedro I como una de las figuras más carismáticas de las monarquías medievales, su vida, sus pasiones y la guerra civil con su hermano bastardo Enrique de Trastámara han creado no sólo libros sino también como vemos obras musicales de primer nivel.

El Guadalquivir.

El río de Sevilla siempre ha sido un elemento importante para la ciudad y todos los acontecimientos que se han realizado en ella, y como no en el género operístico, la imagen del bello río ha sido recalcada desde las obras más antiguas hasta la más contemporánea como la ópera Magallanes.

Primera representación de Ópera en Sevilla

La tradición siempre ha creído que las primeras óperas en Sevilla se desarrollan en el Teatro de la Montería que se encontraba ubicado en los Reales Alcázares de Sevilla, en el llamado lustro real, los 5 años que el rey Felipe V vive en Sevilla, ya que era un gran amante de la música, no debemos olvidar su relación con Farinelli.

Según la web Alma Mater hispalense, esta primera representación ocurrió en el año 1767, fueron traídos a Sevilla por la compañía de José Chacón y todos los cantantes eran italianos, conocemos los nombres de los cantantes y actores de esta primera gala operística en Sevilla: Giovanni Lucarini, Antonio Francesco marchesi, Gasparo Francisconi, Antonia Benzoni y Antonnia Nicli.

Treinta y cinco óperas y zarzuelas se realizaron en Sevilla hasta 1779. Pero la salida de Jovellanos para ser procesado en Madrid, la predicación en contra del teatro de Fray Diego de Cádiz donde se incitaba a no acudir a esos espectáculos y por último la Real Orden de 30 de marzo de 1779, que supuso la desaparición de la ópera tras dieciocho años.

Teatros de Ópera en Sevilla.

teatro-de-la-maestranza

La tradición de la ópera en Sevilla viene de lejos, a pesar de las prohibiciones existentes contra el teatro y la ópera a finales del XVII y principios del XVIII en la época del asistente Olavide, se levantaron esas prohibiciones en España tanto en Sevilla como en Madrid. En Sevilla se pensó en poder construir un gran teatro para las representaciones del Bel canto en la plaza del Duque, lugar desde hacía siglos icónico en la ciudad, y mientras tanto se realizó un teatro provisional en ladrillo y madera en la calle San Eloy que durante doce años tuvo temporada de ópera.

En estos años se crea una escuela-seminario de actores en la Parroquia de Santa Cruz, es la época donde la ilustración ha llegado a Sevilla y se realizan interesantes tertulias donde una de las figuras que no falta es el célebre Jovellanos.

Pero el gran salto en la ópera en Sevilla se da a raíz de la inauguración en los años 40 del siglo XIX (21 de diciembre de 1847) de uno de sus lugares más emblemáticos para este género, el mítico teatro San Fernando, según nos relata el crítico musical Thomas G. Kaufman “A la altura de 1870, la categoría de los cantantes internacionales que actuaban en Sevilla únicamente era superada por la de Londres y Viena.

En la década de 1880 Viena dejó de organizar temporadas primaverales estables, con lo que Sevilla se convirtió en la segunda ciudad mundial en función de la relevancia de sus cantantes.”

“..Sevilla seguiría sosteniendo sus gloriosas y enormemente destacadas temporadas con una cadencia prácticamente anual hasta bien entrado el siglo XX.”

Los grandes genios del bel canto pasaron por Sevilla en esas fechas, recuerdos de ese esplendor operístico tenemos un claro reflejo en el parque de María Luisa con la glorieta dedicada a la cantante Ofelia Nieto.

En la actualidad el Teatro de la Maestranza es el centro de la ópera de la ciudad y cada año programa una interesante programación operística, pero no el único, nuevos teatros de gran capacidad han acogido óperas ya sea el auditorio de Fibes con “Il Trovatore”, o el Cartuja Center con “El Barbero de Sevilla”.

Señalética de Ópera

Señales de óperas

Desde hace algunos años poseemos en la ciudad diversa señalética que se ubica en calles, edificios e incluso en los suelos, que identifica lugares de Sevilla con óperas inspiradas en la ciudad. Una interesante iniciativa para reivindicar Sevilla como la gran ciudad de la ópera.

También puede gustarte...