las-gargolas-de-sevilla

Las Gárgolas de Sevilla

En este artículo de las gárgolas de Sevilla vamos a hablar de un elemento tan simbólico y necesario en la antigüedad como son las gárgolas.

¿Dónde se encuentran las gárgolas y cuál es su función?

En un principio tenemos la idea de que sólo existían en edificios religiosos, pero en este artículo veremos qué eso es algo que no es real y que se utilizaban a modo de desagües en diferentes edificaciones a lo largo del medievo y el Renacimiento. Curiosamente dos de los grandes períodos de la historia de Sevilla.

El origen de la palabra deriva del sonido que produce el agua al caer por ese tubo que en francés es gargouille y de ahí deriva al nombre español gárgola.

La forma monstruosa de muchas de ellas deriva del hecho de que se creía que esas formas era una protección simbólica de los templos y los edificios contra el mal. Tenemos que pensar que en el mundo medieval, la fantasía y los mitos cobran gran importancia. En ocasiones muchos de los elementos que vemos en diferentes edificios no son gárgolas originales sino quimeras realizadas sobre todo en el siglo XIX cuando el neogótico creo una ficción de la Edad Media a través de la arquitectura.

Edificios de Sevilla con gárgolas

Haremos una relación de los edificios más relevantes de la ciudad que poseen gárgolas.

Catedral de Sevilla.

Si hay un edificio que marcó un hito en la ciudad, ese es la Catedral. Tenemos que pensar que en su momento fue el mayor edificio del mundo. En la Catedral además de una visita cultural interesante por su interior, encontramos una parte mágica que son las cubiertas de la Catedral donde podéis descubrir el elemento objeto de este artículo: Las gárgolas. Existen diferentes tipologías de gárgolas en el recinto aunque destacaremos dos.

 a- Las construidas en el periodo medieval, que poseen las típicas características de esa época. Figuras con caras monstruosas que defendían ese lugar sagrado que era la seo de la ciudad.

Gárgola de la Catedral

b- Las gárgolas renacentistas. Dónde encontramos elementos antropomórficos, algunas mezcladas con animales, otras solamente con apariencia humana.

Gárgola renacentista de la Catedral

El Ayuntamiento de Sevilla

Un edificio construido en el Renacimiento, en el año 1527 y que posee, en nuestra opinión, algunas de las más bellas gárgolas de la ciudad. Al ser un edificio plateresco, la fachada posee una decoración pequeña de imaginación desbordante y las gárgolas no iban a quedarse atrás. Nos encontramos con unos bellos ejemplos que debido a la abrumadora decoración del conjunto pasan muy desapercibidos.

Gargola del Ayuntamiento de Sevilla
Gárgola Ayuntamiento

El Hospital de las 5 Llagas

El magnífico edificio que se mantuvo como hospital hasta el siglo XX y que hoy es la sede del Parlamento de Andalucía, es uno de los mejores ejemplos del Renacimiento en Sevilla.Posee interesantes elementos pertenecientes a su época constructiva pero uno de los más interesantes son sus gárgolas. Sus rostros ejemplo de la gran imaginación de sus autores nos maravilla, aunque nosotros destacamos una con cara de lechuza.

Hospital de las cinco llagas.

El convento de Santa Paula

Esta fabulosa edificación posee en los muros exteriores de su fábrica delicadas gárgolas que además contrastan con la puerta interior del monasterio, que es una de las mejores realizaciones en cerámica de toda Europa. Curiosamente, las gárgolas del convento de Santa Paula de Sevilla no dan al exterior(como suele ser habitual) sino al patio interior del cenobio. Este es uno de los muchos detalles que hacen de este lugar uno de los más mágicos de la ciudad y del que podéis disfrutar con nuestra visita guiada a su interior.

Gárgola Santa Paula

La capillita de Santa María de Jesús

Esta pequeña capilla ubicada en la Puerta de Jerez es lo que queda del conjunto de la antigua universidad de Sevilla. Sus muros exteriores poseen gárgolas de gran belleza que pasan muy desapercibidas a pesar de encontrarse en una zona muy transitada de la ciudad.

Gárgola de la capilla de Santa María de Jesús.

También puede gustarte...